El pasado 15 de octubre asistimos a una jornada que reunió a un gran número de profesionales de la fotografía en museos, archivos y bibliotecas. Organizada por el Museu Marítim de Barcelona en colaboración con Nubilum y Coeli, el V Encuentro de Fotografía en Museos, Archivos y Bibliotecas tenía un objetivo muy claro: compartir experiencias sobre los procedimientos fotomecánicos.

Lo más interesante de los procesos fotomecánicos es que no son considerados fotografía en el sentido estricto, pero sin duda forman parte del ámbito de la fotografía.

Fotomecánica

La fotomecánica es una técnica que permite crear transparencias tanto negativas como positivas tanto de fotografías como de dibujos y textos. Estas transparencias, a posteriori, nos servirán para hacer una copia exacta en la plancha.

La sesión inaugural corrió a cargo de Carles Mitjà, fotógrafo y heliograbador, que nos dio una clase magistral a nivel conceptual para comprender de la forma más didáctica posible la historia de la imagen impresa. Miquel Àngel Pintanel, de la Filmoteca de Catalunya, dio visibilidad a la necesidad de crear protocolos al respecto de las cartelas de los museos.

El fotógrafo Pep Parer ahondó en los procesos fotomecánicos con una presentación en la que se mostraba los tipos de procedimientos y métodos más utilizados en este ámbito.

También conocimos la situación de la colección Emili Massanas i Burcet, por parte del INSPAI, el Centro de la Imagen de la Diputación de Girona, descubriendo como un fondo patrimonial nos puede explicar la historia de la fotografia y sus procesos.

Directa desde el Rijksmuseum d’Amsterdam, Laura Covarsí profundizó en el proceso fotomecánico Jos-pe, mientras que el Grupo de Trabajo de fotografía de museos y archivos se centró en la terminología de los procesos fotomecánicos y la necesidad de normalizar un ámbito que abarca muchos conceptos diferentes.

Además de las presentacions, se abrió un turno de debate donde se analizó la complejidad de los procesos fotomecánicos y donde se plantearon todas las dudas sobre pautas de identificación, conservación y restauración.

La parte más práctica de la jornada tuvo lugar por la tarde, después de comer, con los siguientes talleres sobre procedimientos fotomecánicos.

  • La piel del fotograbado: identificación de técnicas y tramas fotomecánicas bajo microscopio
  • El fondo Salvador Bosch. Una imprenta de postales en ófset.
  • Reconstruyendo procesos de fotografia tricoma

En conclusión, fue una jornada muy completa, con un lleno total de asistentes, que mostraron la realidad del sector: las instituciones patrimoniales necesitan la máxima información al respecto de los procesos fotomecánicos, ya que se encuentran en un punto clave en el tratamiento y la difusión de las fotografías.

Estamos seguros de que el intercambio de visiones, proyectos y procesos que han tenido lugar durante la jornada nos ayudará a seguir en sintonía y a comprender mejor los procesos fotomecánicos y su correcta gestión.