La Patum de Berga

La Patum, la gran fiesta de la ciudad de Berga y una de las manifestaciones folclóricas más destacadas de Cataluña, quiere mantenerse cerca de sus seguidores en tiempos de pandemia y confinamiento.

Por este motivo, y a iniciativa del Ayuntamiento de Berga y de la dirección del Museo Comarcal de Berga, se ha decidido hacer un inventario fotográfico de los objetos “patumaires” para su posterior difusión en línea.

En este sentido, se ha escogido la plataforma documental Coeli para la gestión del fondo patrimonial, ya que ofrece una serie de ventajas de gestión y publicación del fondo patrimonial que facilitan la difusión y la visibilidad de esta gran colección.

Estamos hablando de un fondo patrimonial heterogéneo, con objetos de diversa naturaleza y propósito. Así, encontraremos desde la indumentaria utilizada por las diferentes comparsas que forman parte de la fiesta; a espadas, escudos y cascos de Cavallets i Turcs; pasando por clásicos de la fiesta como son el Tabal, las Guites, el Àliga, los Nans o los Gegants.

La Patum, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, siempre ha tenido un cuidado especial por parte del Ayuntamiento de Berga, que ha realizado diversas iniciativas para recopilar y cuidar el patrimonio que en un principio tiene un propósito ritual y ceremonial. Con el objetivo de conservar la memoria colectiva se opta por la museificación de algunos de los objetos, y de su substitución por réplicas, para poder así proteger su integridad. Mientras, otros objetos insustituibles por sí mismos, son únicamente sacados de las salas de exposición para la celebración de su acto en la fiesta.

Representación del águila de La Patum. Fuente: La Patum

Nubilum y la difusión de patrimonio

En Nubilum nos gustan los proyectos que ayudan a la difusión del patrimonio. Más aún cuando este patrimonio no está todavía a disposición de los investigadores e interesados. Una de nuestras motivaciones principales es difundir el conocimiento, la historia y la cultura al máximo número de personas gracias a las nuevas tecnologías.

En los tiempos que corren, además, es cada vez más importante poner a disposición de la ciudadanía los recursos que no pueden ser disfrutados debido a las circunstancias derivadas de la pandemia. Asimismo, estas circunstancias son aprovechadas por las organizaciones para realizar trabajos de conservación y cuidado de sus fondos patrimoniales.

La Patum, inventario fotográfico

Un inventario fotográfico, a priori, parece una tarea sencilla de realizar cuando estamos hablando de piezas u objetos de pequeñas dimensiones. Cuando hablamos de objetos de más de 3 metros de altura, la tarea se complica de una manera poco usual.

Por otro lado, al tratarse de objetos y vestimentas utilizadas ritual y ceremonialmente durante las fiestas, el almacenaje de estos se realiza en lugares diferentes. Así encontramos diversos espacios con objetos relacionados con La Patum:

  • La Casa de la Patum: donde encontramos la indumentaria y las piezas más pequeñas, así como las réplicas que sustituyen las piezas originales, que han sido museificadas.
  • El Museo Comarcal de Berga: aquí se exponen las piezas históricas más antiguas, donde destaca la Carota del Arcángel San Miguel, utilizada en las fiestas hasta principios del siglo XX.
  • El Convent de Sant Francesc: desde julio de 2020 este espacio acoge una exposición de 124 elementos de las comparsas patumaires. Aquí es donde encontramos las piezas de grandes dimensiones como los Gegants i el Àliga.
  • Sala de Reserva del Museu: en los almacenes externos del Museo encontramos la antigua indumentaria de los gigantes.

Representación de un gigante. Fuente: La Patum

Datos interesantes sobre La Patum de Berga

  • La referencia documental más antigua de la festividad del Corpus y su procesión, origen de la fiesta, corresponde al 10 de mayo de 1454.
  • La Bulla, es la denominación original de la fiesta, que responde a las representaciones que se hacían el miércoles de Corpus. El cambio fue un proceso popular que se llevó a cabo gradualmente entre los años 1795 i 1809, hasta que se adoptó el que conocemos hoy día
  • A pesar de que la primera mención documental del Áliga data de 1756, todavía hoy se desconoce si es la misma de la que disfrutamos actualmente. Estudios recientes pretenden aclarar este hecho, lo que la convertiría en la más antigua de Cataluña.
  • La primera fotografía de la Patum, todavía conservada, data del año 1868 y ya se pueden ver algunos de los elementos más reconocidos.
  • El 25 de noviembre de 2005 fue declarada “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial” por la UNESCO.
    Las primeras referencias documentales en relación con la música, de las cuales se tiene constancia, datan del 1621.

Mascara ceremonial. Fuente: La Patum

Una pequeña muestra de los objetos de la Patum

A continuación, os presentamos una pequeña muestra de las fotografías de algunos de los objetos inventariados.

Agradecemos a La Patum y al Ayuntamiento de Berga dejarnos mostrar las maravillas de este proyecto del que hemos aprendido mucho sobre una de nuestras tradiciones más internacionalmente conocidas.
Podéis encontrar más información en el Twitter del Ayuntamiento de Berga o en el web de La Patum.