Calendarios para recordar

Pitágoras decía que el tiempo era el alma del mundo. Razón no le faltaba, pues el tiempo es indestructible y las horas no pasan más lentas o más rápidas por más que lo deseemos.

Cómo el tiempo es algo tan importante y nos pasamos el día mirando la hora y el calendario, pensamos que teníamos que hacer un calendario donde no solo se exponen los días que faltan para acabar el año y empezar el nuevo. Queríamos poder contar con una imagen atractiva, divertida que nos acompañe durante todo el año..

Así que, gracias a nuestra diseñadora Carota Roig, nos pusimos manos a la obra e ideamos un calendario que poder compartir con nuestros clientes, compañeros y familiares, en el que cada año la temática fuera distinta y las ilustraciones transmitieran sensaciones.

¿Recuerdas el calendario de hace 2 años?

Cada año, cuando llega el nuevo calendario, echamos la vista atrás y nos preguntamos por las temáticas anteriores rebuscando entre los cajones para sacarlos como si fuera para un muestrario.

Todos los calendarios cuentan una historia y por eso mismo nuestros temas no están elegidos al azar.

Todo empezó en 2015, nuestro primer calendario, ¡qué nervios! Qué mejor manera que empezar por presentarnos. Destacar nuestros valores y objetivos era fundamental para nosotros, ya que no nos definimos como una empresa con empleados sino como un equipo polivalente que trabaja conjuntamente y con cariño cada proyecto, siempre apostando por la innovación, siendo muy rigurosos y entusiastas en todo lo que hacemos.

En 2016 dimos un giro. No podíamos dejarlo pasar: se cumplían 700 años de la muerte de Ramon Llull, un hombre tan polifacético nos pedía a gritos que le dedicaramos un año entero.

Conseguimos destacar todas las facetas de este intelectual, que no han sido pocas, de una manera muy ilustrativa que hasta daban ganas de convertirlos en marcapáginas.

Pensando en nuevas ideas para 2017 nos dimos cuenta de que hay muchas figuras catalanas que han hecho grandes cosas no solo a nivel cultural, sino que también en el social, y debían de tener su espacio.

La selección fue muy complicada, pero al final nos decidimos. Tenía que haber música, Pau Casals, literatura, Víctor Català, arquitectura, Antoni Gaudí, o ingeniería, Narcís Monturiol, entre otros.

Pero esto se iba complicando por momentos, ¿qué podemos seguir destacando de Cataluña? ¡Claro! La cultura popular. Ese fue el tema del calendario de 2018, diversión, tradición y fiestas a lo largo del año y de la geografía catalana, no podía ser más alegre y dinámico.

Empezamos por las Temptacions de Sant Antoni, también recordamos las maravillosas catifes de flors, la baixada de falles o la rumba catalana, ¡qué morriña!

En 2019 nos apetecía centrarnos en una de nuestras pasiones, la literatura, pero no queríamos quedarnos en un listado de autores sin más, así que pensamos en destacar a esos personajes con los que tantas aventuras hemos vivido.

Pepe Carvalho, nuestro detective favorito, el mítico Gurb, un extraterrestre que anda entre nosotros o la increíble aventura que viven Alba y Didac en Mecanoscrit del segon origen, son algunos ejemplos que nos recuerdan que el maravilloso mundo de las letras nos puede transportar a lugares nunca imaginados y a sentimientos casi inexplicables. Por eso, ahora más que nunca, con la situación que vivimos con la Covid-19, necesitamos adentrarnos en el mundo de la literatura para poder llegar a otras realidades y así evadirnos, al menos por unas horas, de la nuestra.

Llegamos a 2020 y lo teníamos claro, teníamos que hablar de la figura de la mujer, de aquellas que no encontrarás en los libros de historia. Un calendario basado en el estudio “Elles! 65 dones oblidades de la historia” del Institut de la Dona en colaboración con la revista Sàpiens.

Recogimos 12 nombres de mujeres, mujeres olvidadas, para poder dar voz al papel tan importante que tuvieron en la sociedad de su momento y en la actual.

Nombres como Gala Placídia, Juliana Morell o Concepció Aleixandre Ballester, nos permitieron conocer distintas facetas de estas increíbles mujeres, donde la ciencia, el activismo, la música o la ingeniería no suponían un obstáculo. Cargadas de ambición y ganas de progresar, aportaron su granito de arena a nuestra historia.

Por último, llega el 2021, todo un reto teniendo en cuenta que el año anterior comenzó la pandemia y todavía está entre nosotros, pero debíamos encontrar un tema que nos llene de magia cada mes.

Surgieron muchas propuestas divertidas, pero finalmente nos decantamos por las leyendas y mitos, una parte muy importante de nuestra cultura que se ha transmitido de generación en generación.

Así que nuestra compañera Elena Frutos nos propuso hablar de mitología catalana. Qué mejor que adentrarnos en un mundo de misticismo, de seres mágicos y traviesos.

Todavía nos queda mucho por vivir de este año, vivencias que marcarán sin duda la temática de 2022.